domingo, julio 21

AMLO: Nunca ofendí a la señora Xóchitl. No ofendo a nadie. No sé de dónde salió eso”

0
253

Por lo menos en su libro “Gracias”, López Obrador llama a Gálvez “ladina, clasista y racista”

LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, da hoy una muestra más de que decir la verdad no parece ser precisamente una de sus cualidades pues, a pregunta expresa sobre su opinión acerca de que el Tribunal Superior en materia electoral lo haya encontrado culpable de ejercer violencia política de género contra la excandidata presidencial opositora, Xóchitl Gálvez, no tuvo empacho en asegurar lo siguiente:

“Decir que yo no ofendí a la señora Xóchitl. No hay prueba de eso. No lo hago por principios. No ofendo a nadie. Menos a una mujer. No sé…este…de dónde salió eso… Pero nunca he ofendido a la señora. Nunca…esteee… No sé de dónde salió eso”.

Muy pronto parece haber olvidado don Andrés que en su reciente libro -ampliamente publicitado por él mismo en La Mañanera– definió a la excandidata del PRI, PAN y PRD, Xóchitl Gálvez, como “ladina, clasista y racista”, y acusó que la oposición ha querido hacerla ver con una “imagen popular”.

AMLO y Xóchitl Gálvez

Xóchitl Gálvez, AMLO y Jesús Ramírez

“Como nació en un pueblo de Hidalgo, pensaron que su origen sería útil para ofrecer una supuesta imagen popular, cuando en realidad es ladina e igual de clasista y racista que los conservadores de mayor rango o nivel en la escala económica, social y política del país”.

“Aunque la oligarquía y los medios de manipulación se empeñan en inflarla, el globo no ha levantado ni levantará porque en estos nuevos tiempos de transformación, el pueblo no permite que alcen el vuelo los falsarios, los oportunistas y los corruptos”, escribió el Presidente.

Xóchitl Gálvez, víctima oficialmente reconocida por violencia política en razón de género, porque además López plantea claramente que es un grupo de hombres el que la encumbra como candidata y no sus propios méritos, respondió que el mandatario federal se mete en el proceso electoral y por eso lanza esos calificativos tan insultantes.

“La verdad estoy aquí por un mérito personal, el que diga que yo soy una ladina racista, clasista, bueno. Qué bueno que le queda claro que no soy una corrupta ni inepta. Eso me da gusto”, declaró en Madrid, España.

Xóchitl Gálvez

Xóchitl Gálvez

“No sé si el tema de referirse a mí de manera peyorativa lo hace desde su visión como finquero en Chiapas. ‘Ladina’, ese era el calificativo despectivo que le daban a los indígenas que se atrevían a aprender el español y a profesar la religión católica” explicó Gálvez.

A pesar de la sentencia, no se toca al mandatario porque, contra lo prometido por él mismo de quitar el fuero a todos los funcionarios públicos, incluido el Presidente, AMLO goza actualmente de total impunidad.

Recientemente publicamos en Notiguia TV un video (con más de 245 mil vistas en TikTok) con una respuesta similar de don Andrés al ser cuestionado sobre sus reiteradas promesas de devolver los soldados a sus cuarteles. Amlo asegura que nunca prometió eso. Recopilamos varios videos que lo desmienten flagrantemente. Ahora, en este nuevo caso de mitomanía descarada, es su propio libro el que lo desmiente. Se trata de pruebas irrefutables de que el primer mandatario de nuestro país miente como respira. No puede haber duda de ello.

AMLO el Mesías

AMLO, el Mesías

Ahora bien, en un país civilizado, descubrir que el hombre más poderoso miente de manera sistemática, prendería los focos rojos, sobre todo cuando está lanzando estocadas mortales contra le institucionalidad democrática antes de irse, como la baladronada de destituir todo el aparato judicial para sustituirlo con uno completamente a modo mediante su indiscutible habilidad, plenamente demostrada, para controlar procesos electorales.

Ayer dijo que en Estados Unidos y “algunos otros países”, se elige popularmente a los jueces. Una mentira más. Carmen Aristegui entrevistó horas después al expresidente boliviano Eduardo Rodríguez, quien afirmó que el único país del mundo donde se elige a jueces, magistrados y ministros, popularmente, es Bolivia y que ya no hallan cómo revertir ese asunto porque ha sido una muy desafortunada experiencia en varios delicadísimos sentidos, y que en Estados Unidos se elige popularmente, solo en algunos condados, a jueces locales, nunca federales.

La misma reportera, Judith Sánchez Reyes, de Perspectivas MX, interrogó a AMLO sobre la violencia electoral en el reciente proceso, donde 63 actores políticos fueron asesinados y de ellos 37 eran aspirantes a un cargo de elección popular. Pero AMLO solo reconoció 6 y le dio la vuelta durante más de una hora, hablando de otros temas, como el de Ayotzinapa, que no venían al caso, solo para eludir la pregunta relativa a DE DÓNDE SACÓ SUS OTROS DATOS. Ante la insistencia de Judith Sánchez, tuvo que reconocer que al menos 26 de los muertos eran aspirantes y candidatos, según los datos de su propia Secretaría de Seguridad, sin ofrecer ningún tipo de disculpas y sin ruborizarse en lo más mínimo.

La mitomanía compulsiva de don Andrés, con todo respeto, en esta recopilación de apenas dos días, me lleva a concluir que el cúmulo de mentiras a lo largo de más de mil 300 conferencias de prensa llevan el tema, obligadamente, del análisis político, al psiquiátrico.

Comments are closed.