sábado, mayo 18

¿Entregará el PRI, otra vez, la plaza mexiquense a Morena? AL GRANO. Por Jesús López Segura

0
180

En corto, tuve oportunidad de revisar con Enrique Vargas del Villar esa clara posibilidad

Asistí a la conferencia de prensa que ofrecieron ayer, domingo, los candidatos panistas Fernando Flores y Enrique Vargas a la presidencia municipal de Metepec y a la Senaduría por el Estado de México, respectivamente.

Hacen muy buen equipo. Flores es un líder carismático que aprovecha su experiencia como empresario exitoso para atemperar las clásicas resistencias burocráticas e impulsar el desarrollo municipal con una mentalidad triunfadora, algo que no es poca cosa en el ambiente acartonado y demasiado formalista que arropa los actos y los discursos de los políticos en general, y mexiquenses en particular.Enrique Vargas y Fernando Flores

En esa capacidad emprendedora que proyecta expertiz y confianza, Fernando Flores parece tener mucho en común con la candidata presidencial de su coalición, Xóchitl Gálvez, no “Xóchitl Vargas“, como la bautizó un reportero distraído.

Otro reportero, menos despistado, trajo a colación la posibilidad de que la dupla Flores-Vargas esté perfilando, desde ahora, una alta probabilidad de conquistar la gubernatura, lo que para nada suena descabellado, aunque sí a destiempo, habida cuenta de que Metepec, al menos en la historia reciente, funcionó como una importante antesala para ese cargo.

Estuve tentado a plantear abiertamente mi inquietud de que el PRI haya hecho extensivo el pacto de entrega de la plaza que concretó el exgobernador Alfredo del Mazo (a cambio de impunidad, y probablemente algún puesto en la administración claudista, o en una embajada como la del Vaticano si Sheinbaum no gana), pero preferí tratar el tema en corto, con el único político del prianperredismo local al que le he escuchado promocionar a su candidata presidencial, Xóchitl Gálvez.

Enrique Vargas y Jesús López Segura

Ni Ana Lilia Herrera, ni ningún priista mexiquense más o menos relevante se ha tomado la molestia de hacer campaña por su abanderada presidencial, lo que me despierta la sospecha, perfectamente fundada, de que los priistas primorosos ya pactaron con Sheinbaum, a través de los buenos oficios de Delfina Gómez, o de su muy autónomo secretario Duarte.

Rara vez asisto a eventos oficiales, más bien me dedico a analizar lo que se maneja en la prensa, y puedo afirmar que Xóchitl Gálvez ha sido prácticamente abandonada a su suerte por el PRI, a pesar del crecimiento de sus preferencias a nivel nacional y la oportunidad real de alcanzar a su contendiente en el tercer debate.

Enrique Vargas estuvo de acuerdo con este planteamiento aunque, prudente como es, se negó a regalarme la afirmación achacable a él de que “el PRI mexiquense abandona a su candidata presidencial por un probable acuerdo con los morenistas, honrando la traición delmacista”, que hubiera sido mi nota de ocho columnas de hoy.

Enrique Vargas y Jesús López Segura

A cambio, me aseguró que, de cualquier modo, van a ganar la Presidencia. ¿Será?

Comments are closed.