sábado, enero 28

El Jaguar arañó más a “Alito” que a Monreal. LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

0
302

El priista quedó como traidor y Monreal, simplemente, como un negociador más en la cesión general de plazas

“Resulta inverosímil, por decir lo menos -afirma el monrealista Salvador García Soto en su columna de El Universal-, que la principal acusación de Layda Sansores en contra de Ricardo Monreal de que haya negociado con el PRI una elección “a modo” para que Morena ganara Zacatecas, cuando eso es lo que han hecho desde el partido oficial y desde el gobierno de López Obrador para negociar y convencer a los gobernadores de oposición de entregar sus estados al oficialismo y, como “premio por portarse bien”, han sido nombrados varios exmandatarios priistas, como embajadores como parte de esos acuerdos”.

Y tiene razón. Contra la evidente intención del Presidente López Obrador de descarrilar por completo la aspiración presidencial del senador Monreal, a través de soltarle la rienda a Layda Sansores para que hiciera de las suyas -con todo y su llamado a la civilidad política entre ambos personajes en aras de la “unidad de Morena“- en realidad Layda terminó disparándole en el pie al fiscal Gertz Manero y a la política instrumentada por el propio Presidente López Obrador de negociar la entrega de plazas en los estados, a cambio de ofrecimientos de impunidad y de jugosos puestos diplomáticos en el extranjero a los gobernantes dispuestos a acogerse a esta nueva forma de “concertaciones” insaturada por la 4té, y que ha venido confirmándose en cada proceso de renovación de gubernaturas para casi pintar de guinda todo el territorio nacional.

Monreal asegura que Layda lo ataca por órdenes de Sheinbaum

Suponiendo que el audio dramatizado en forma ridícula por el equipo de Layda no haya sido truqueado, como afirman los dos presuntos protagonistas, Monreal y Alito, en realidad el senador ofrecía influir en las instancias judiciales en favor de la causa del corrupto líder tricolor, a cambio de que éste entregara la plaza de Zacatecas a Morena (abanderada circunstancialmente por el hermano del traficante de influencias), pero, se necesitaría ser muy ingenuo para pensar que don Ricardo abogaba “secretamente” (es un decir) por el candidato morenista sin la autorización explícita o tácita de don Andrés (como podría quedar de manifiesto en cuanto se rompan lanzas entre ambos, lo que podría ocurrir en cualquier momento), aunque para evitar ese desaguisado desastroso para el morenismo, Monreal ha decidido culpar a su rival Claudia Sheinbaum, tratando de evitar esa confrontación final y definitiva con el Presidente López Obrador.

En entrevista con los periodistas de SinEmbargo Alejandro Páez Varela y Álvaro Delgado, el Senador Monreal acusó que Claudia Sheinbaum “tiene mucho poder” dentro del Gobierno federal y ha instrumentado un plan para descarrilarlo de sus aspiraciones políticas al margen del Presidente Andrés Manuel López Obrador, y aseguró que una prueba de ello es “la campaña de odio” que se ha emprendido en su contra a través de redes sociales.

“Por supuesto que tiene poder, mucho poder para hacer eso y más (…) Es muy sencillo y esa va a ser la prueba más irrefutable: los mismos que la alaban (en redes sociales), las mismas cuentas son las que me atacan todos los días. Es muy sencillo tener la correlación. No así los seguidores de Marcelo Ebrard, ni siquiera los seguidores de Adán Augusto, exclusivamente las cuentas de respaldo de Claudia Sheinbaum me atacan cruel, sistemática, inescrupulosamente un día sí y otro también, y tengo 16 meses resistiendo”, aseguró el Coordinador de los senadores de Morena.

Claudia Anaya se siente traicionada por Alito

Por otra parte, la senadora Claudia Anaya -la verdadera víctima de los presuntos tejemanejes entre Monreal y Alito-, se quejó amargamente: “No perdí, me entregaron”, así reaccionó quien fue la candidata de la coalición PRI, PAN y PRD en Zacatecas y expresó que se trataba de una “gran traición” hacia ella y hacia la militancia del partido por parte de Alejandro Moreno.

“Con base en lo difundido por Layda Sansores en el Martes del Jaguar, la excandidata priista a gobernar Zacatecas señaló que escuchar los audios le causó un profundo dolor (…) coraje y repulsión, al enterarse de que Alito estaba trabajando para perder”, apunta el columnista Julio Hernández López en su Astillero de La Jornada.

Pero lo que no ha trascendido -porque no se ha balconeado en grabaciones privadas como las del Martes del Jaguar-, es el profundo sentimiento de rabia y frustración que embarga a muchos otros protagonistas traicionados en diversas entidades federativas, cuyas plazas fueron entregadas a cambio de embajadas y pactos de impunidad, en acuerdo evidente con uno de los presidentes priistas más corruptos de la historia.

Pero si Monreal culpa a Claudia, Leonardo Kourchenko la emprende en su columna de El Financiero contra el muy inteligente secretario de Gobernación:

“El secretario de Gobernación está desatado. Dispara acusaciones a diestra y siniestra. Contra gobernadores, legisladores, hasta expresidentes. La lucha por la sucesión está alcanzando niveles de elevada intensidad, que son resentidos en el cuarto de guerra de la jefa Sheinbaum.

Adán Augusto López, la verdadera corcholata de AMLO

A Adán le soltaron la correa. Abajo en las encuestas de conocimiento público como aparece, recibió la venia del caudillo para recorrer el país en una innecesaria gira de cabildeo parlamentario. El propósito manifiesto, arengar y convencer a los legisladores de Morena, de aprobar la reforma constitucional que prolonga –hasta 2028– el trabajo de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad pública. El objetivo real, “placearse” y capturar algunos reflectores…

… Antes de aprobar la reforma constitucional en materia de seguridad pública en manos de los militares, Adán comunicó al senador Monreal un mensaje inequívoco: “si no pasa la reforma, es porque no quieres, Ricardo; y si no quieres, es mejor que te vayas”.

El apretón se sintió con fuerza. Monreal tuvo que guardar toda su argumentación de derecho constitucional que sirvió como escudo los primeros días, para convertirse en vehemente defensor en tribuna de una reforma que, a todas luces, viola la Constitución.

Los reacomodos están teniendo lugar en un tablero que sólo el caudillo puede ver.

Suelta las correas, permite el juego, la pasarela, los discursos y las acciones, para luego tirar de las riendas y hacer sentir que aquí hay uno solo, quien decide, organiza, concede, administra o desecha, con el mismo desdén que han sido tratados los disciplinados.

Vea usted a Higinio Martínez en Edomex, relegado por sus discípulos y aprendices.

Adán va por todo, aunque por ahora, no le alcancen ni el nombre ni la experiencia”.

Comments are closed.