viernes, julio 19

Delfina Gómez financió a Latinus con casi 20 millones de pesos. Al Grano. Por Jesús López Segura

0
39

El Estado de México, la entidad que aportó más dinero a Loret y compañía desde 2020 ¡hasta 2024!

Conforme a lo prometido por el Presidente López Obrador, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Pablo Gómez Álvarez, compareció en la Mañanera de hoy para dejar muy en claro que la dependencia a su cargo no investiga a Carlos Loret de Mola, ni a su esposa, ni a Víctor Trujillo (Brozo), ni a ningún periodista que trabaje para el consorcio Latinus, el cual ha sido financiado por 6 gobiernos estatales y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con la friolera de 2 mil 437 millones de pesos, pero no precisamente con fondos de los presupuestos de publicidad o comunicación social de esas entidades públicas, sino con otros fondos ligados a la compra de medicinas y de servicios médicos, entre otros, hecho que le da el carácter ilegal a ese financiamiento, pues se realizó con recursos de procedencia ilícita.

Edomex financió a Latinus

Gobiernos de Del Mazo y de Delfina Gómez financiaron a Latinus

De esos 2 mil 437 millones de pesos recibidos por Latinus, de manera encubierta, es decir, a través de empresas ligadas, por ejemplo, a la venta de medicinas, casi la mitad corresponden al Estado de México (mil 117 millones), pero lo más curioso del caso es que cuando Alfredo del Mazo dejó la gubernatura, la administración actual, encabezada por Delfina Gómez, todavía aportó casi 18 millones a Latinus durante 2024, según la UIF de la Secretaría de Hacienda.

Ahora bien, el hecho de que la UIF persiga judicialmente a Latinus no significa que el obradorismo reprima a los periodistas que trabajan en ese consorcio, según dice Gómez, afirmación engañosa que podría sentar el precedente de que periodistas financiados por cárteles de las drogas, no tengan ninguna responsabilidad legal, porque según sentencia Gómez, el hipotético periodista en cuestión “no aparece como accionista o dueño, ejecutivo, manager o gerente de un consorcio que se llame Cártel de Sinaloa“, por ejemplo.

AMLO y los gobiernos que financiaron a Latinus

AMLO critica todos los días a periodistas que no están de acuerdo con su gobierno

Blasfemar con la patraña de que no se persigue a Loret y asociados sino solo a la empresa que les paga, constituye una verdad a medias tendiente a lavar la cara del mandatario que usa recursos públicos para denostar a ciertos periodistas e intelectuales que casualmente están en la nómina millonaria de Latinus, financiada casi en la mitad de sus ingresos totales nada menos que por el gobierno “amigo” del Estado de México.

No se sabe qué es peor, si la tremenda hipocresía de Alfredo del Mazo que traicionaba a su partido al fingir una presunta “neutralidad” ante el proceso electoral, una “sana distancia” respecto de la candidata del PRI que él mismo impuso mediante un dedazo descarado, al mismo tiempo que financiaba con más de mil millones de pesos, por debajo del agua, al consorcio de información más crítico contra el Presidente López Obrador y la 4té, o el hecho de que, ya sea por descuido o traición de algún burócrata de los delmacistas que continuaron en la administración actual, el gobierno de doña Delfina haya mantenido ese financiamiento ilegal.

Alfredo del Mazo y Delfina Gómez

Gobiernos de Alfredo del Mazo y de Delfina Gómez financiaron a Latinus

Según el cuadro presentado por Gómez Álvarez, Tamaulipas pagó a Latinus, en números redondos, 4 millones de pesos entre 2019 y 2024; Sinaloa, 15 millones; Nuevo León, 29 millones; Hidalgo, 190 millones; el TEPJF, 382 millones; y el Estado de México, ¡mil 117 millones de pesos!

Con esas cifras, no es de extrañar que el presunto nombramiento de Alfredo del Mazo Tercero en una embajada dorada se haya congelado por completo, y la eventualidad de formar parte del Gabinete de Claudia Sheinbaum esté a punto de derrumbarse junto con los sueños del “licenciado Enrique Peña Nieto” de regresar a su mansión de Ixtapan de la Sal. Ya veremos.

Comments are closed.