jueves, diciembre 1

La militarización va porque va. Adán presenta plan para simular una consulta ciudadana

0
206

AMLO: ¿Cómo se atreven los que violaron durante años la Constitución a negarse ahora a…? ¿violarla de nuevo?

LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

En su afán inamovible por militarizar la seguridad pública en el país, el Presidente López Obrador intentó, primero, modificar de nueva cuenta la Constitución, respecto de la modificación anterior ¡que él mismo había promovido! y que le dio un plazo de varios años, hasta el fin de su mandato, en el 2024, para consolidar a la Guardia Nacional como una fuerza civil, con el apoyo inicial de las Fuerzas Armadas.

Como se le acaba el plazo y todavía está lejos de consolidar ese proyecto para el que tuvo todo su sexenio, entonces intentó modificar leyes secundarias -lo que no requiere de mayoría calificada en el Congreso-, pero entonces Alito, muy interesado en obtener impunidad, le propuso impulsar una iniciativa priista para garantizar la presencia de las Fuerzas Armadas en Seguridad Pública hasta el 2028, 4 años más de los que marca la Constitución, pero como de cualquier forma no alcanzaba los votos suficientes, entonces cancelaron la votación en el pleno del Senado y devolvieron a comisiones el proyecto priista a ver si convencen a los poquitos senadores que les faltan, o los compran, o les hacen manita de puerco.

Pero si no se concreta este Plan “B”, es decir, como apuntó esta mañana el secretario de Gobernación: “si la minuta que ahora está en comisiones en el Senado no fuese aprobada, se presentaría en los primeros días de febrero una nueva iniciativa [Plan “C”], basada en la opinión ciudadana”, obtenida a través de un ejercicio de participación, organizado por Segob, que no se llamará “consulta” porque las consultas están perfectamente determinadas en la Constitución.

Si no es Chana, es Juana

López Obrador, un hombre acusado por sus más férreos opositores como irracional y caprichoso, al grado de poner en duda sus facultades mentales, calificó curiosamente hoy la actitud de esos opositores como “un acto irracional de perturbación política el no entender que necesitamos el apoyo de las fuerzas armadas para dar garantías de seguridad a la gente y apoyar a la Guardia Nacional y que lo más importante es la seguridad“.

El secretario de Gobernación presentó, entonces, un ejercicio de participación ciudadana que se usará para consultar al pueblo si las Fuerzas Armadas deben permanecer en las calles hasta 2028, que se llevará a cabo el domingo 22 de enero de 2023, donde se preguntará a los ciudadanos si están de acuerdo en que el Ejército y la Marina continúen, hasta marzo del 2028, participando en tareas de seguridad pública.

Dijo que se instalarán 68 mil 989 centros de recepción, uno en cada una de las secciones electorales del país. La organización de todo este ejercicio estará a cargo de Gobernación y de un comité ciudadano de carácter honorífico, el cual determinará los mecanismos para la instrumentación de las acciones a nivel nacional.

La posición de Morena al respecto, de acuerdo con lo expuesto por su dirigente Mario Delgado, es “exhibir a los opositores” bajo el siguiente alegato:

“Que el pueblo de México se entere cómo está actuando la oposición, que en el fondo no quisieran que se lograra la paz y tranquilidad; quieren lucrar con la violencia, con el dolor de las personas, al negarle al Ejército Mexicano la posibilidad de que siga fortaleciendo la Guardia Nacional”, sostuvo Mario Delgado.

Con esa narrativa que será inyectada a diario en La Mañanera, ya podemos imaginar el grado gigantesco de sesgo con el que los morenistas piensan pervertir el sondeo ciudadano.

Por eso la Constitución marca con toda claridad que las consultas a la ciudadanía deben ser organizadas por un organismo autónomo e independiente, como supuestamente es el INE, al que definitivamente tanto el Presidente como el secretario de Gobernación y Mario Delgado, dejan fuera de la jugada. Y es que la militarización va, ahora sí que a güevo. ¿No cree usted?

Leave a reply