lunes, abril 15

Amor a los pobres ¡pero más a los banqueros! LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

0
447

Celebra el Presidente que la banca en México haya obtenido ganancias estratosféricas el año pasado

Cuando publicamos aquí que la banca asentada en México -sobre todo la española- había ganado cerca de 250 mil millones de pesos el año pasado, creímos que se trataba de un escándalo que pondría los pelos de punta a los más conspicuos promotores de la 4té, que presumen tener como prioridad el bienestar de los pobres. Pero ahora resulta que el líder de ese movimiento y, al mismo tiempo, Presidente de la República, que no se cansa de despotricar a diario contra la oligarquía, está feliz con ese resultado y lo celebra reunido con el grupo de usureros quizá más codicioso de un mundo al revés.

Al encabezar la inauguración de la 86 Convención Bancaria que se lleva a cabo en Mérida, Yucatán -donde por un lapsus linguae AMLO corcholateó al gobernador Mauricio Vila-, el jefe del Ejecutivo federal celebró con bombo y platillo, aunque usted no lo crea, que el año pasado la banca múltiple mexicana tuvo utilidades por 236 mil 743 millones de pesos, “¡algo nunca visto!”, exclamó el mandatario como si se tratara de un gran logro de su administración.AMLO y los banqueros de México

“El reporte de utilidades en 2022 de la banca múltiple mexicana fue de 236 mil 743 millones de pesos, algo nunca visto. No voy a puntualizar sobre las utilidades de cada banco, nada más doy el dato general: 236 mil 743 millones de pesos. Nunca se habían obtenido estas utilidades para los bancos” festinó, emocionado, don Andrés y concluyó:

“Termino amigas, amigos de la Convención Bancaria, reiterando el compromiso que contraje desde el inicio del gobierno de no cambiar las reglas para la operación de los bancos en México. Sigan haciendo negocios legales en México; continúen obteniendo utilidades ‘legítimas y razonables’ ¡sigamos todos impulsando el progreso con justicia en nuestro país! “.AMLO celebra las ganancias de los banqueros en México

Ni siquiera en sus naciones de origen los banqueros obtienen las fobaproicas ganancias con las que se despachan aquí. La usura que les permite obtener esos beneficios no es suficiente para que atiendan como se merecen a sus clientes, a los que hacen esperar en colas interminables y les niegan préstamos o, cuando se los conceden, lo hacen con tasas de interés descomunales. No se tientan el corazón frente a familias mexicanas que dejan, por necesidad, de pagar sus tarjetas de crédito y se les echan encima con sus huestes de abogangsters.

Y ahora planean crear tribunales especiales para perseguir a los deudores, ante la complacencia de un gobierno federal que, desde el principio de esta administración, se negó categóricamente a limitar las comisiones que cobran los bancos en México, mucho mayores que las de sus países de origen, como proponía el senador Ricardo Monreal, a quien por poco linchan en la 4 té por andar molestando a los señores banqueros “con semejantes propuestas que podrían haber alentado una fuga de capitales”.

Comments are closed.