sábado, enero 28

AMLO: Pedro Castillo me avisó que iba a la embajada, pero tenían intervenido su teléfono

0
302

“Pon tus barbas a remojar”, le dice Fox a AMLO por el “golpe militar blando en Perú”

LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

Al presidente sindicalista indígena del Perú, Pedro Castillo, se le revirtió el autogolpe de Estado que, en su desesperación por el acoso legislativo empecinado en destituirlo, pretendió imponer -con Estado de excepción incluido- invocando a las fuerzas armadas que, finalmente, le dieron la espalda, al grado de que fue su propia escolta la que terminó encarcelándolo cuando se dirigía a la embajada mexicana a solicitar asilo.

“Habló aquí a la oficina para que me avisaran que iba a la embajada-explica el Presidente López Obrador esta mañana en su conferencia de prensa-, pero seguramente tenían intervenido su teléfono. Entonces hablé con Marcelo Ebrard para que se le abriera la puerta de la embajada pero ya la tenían rodeada policías y civiles… y lo detuvieron.

Yo pedí que se respeten sus derechos humanos. Es importante recoger la lección porque esto se está aplicando en diferentes partes. Son golpes blandos. Ya no es la intervención militar sino que los medios… van implementando campañas de desprestigio, magnificando errores que se cometen… para manipular y justificar actos contrarios a la democracia. Pero esto, bueno, pasó en Brasil. Acaba de pasar en Argentina, y ahora es Perú…”

Don Andrés, quien siempre se ha mostrado muy solidario y hasta podría decirse” paternal” con Castillo, fue prudente en sus comentarios, consciente de que los opositores peruanos le mandaron el recado contundente de que “dejara de meterse en los asuntos internos de su país”.

Dijo que era respetuoso y se apegaba al principio de no intervención, pero que de cualquier modo lamentaba muchísimo lo sucedido. Narró que Pedro Castillo le comentó que el racismo de los opositores peruanos llegaba al extremo de que las señoras se tapaban la nariz cuando él pasaba cerca de ellas, tal como las conservadoras mexicanas en la época de la Reforma decían “voy al Juárez” cuando querían ir al baño.

“Entonces ¿cuál es la lección? hay que gobernar para el pueblo. No se debe confiar en los que supuestamente son líderes de opinión o pertenecen a la llamada clase política. Ahí hay mucha falsedad. Y antes y todavía se piensa que la política es estar bien con los medios, con los intelectuales alcahuetes. ¡Nooo! Hay que estar bien con el pueblo por dos razones: por humanismo y la otra es que el pueblo no es malagradecido. El pueblo es leal.

Madero, ¡un santo!, pero no supo construir una base social. Solo el pueblo puede salvar al pueblo. [Le preguntan que si aquí se está llevando a cabo un golpe blando]… Aquí no han podido ni podrán aplicar un golpe blando porque aquí el pueblo está muy avispado, muy consciente. Por eso digo, ¡es de los pueblos más politizados del mundo!

Ha dado muy buenos resultados la revolución de las conciencias. Pueden estar gritando día y noche los medios de información, y calumniando. Ya ni siquiera funciona la máxima del periodismo de que la calumnia cuando no mancha tizna. Ya no funciona. Ya salimos ilesos de la calumnia. Al contrario, ¡se les revierte!”

Vicente Fox publicó un tuit donde le recomienda al presidente mexicano poner sus barbas a remojar, en alusión directa a lo acontecido a su protegido peruano. Se confirma que las derechas latinoamericanas han sustituido los sangrientos cuartelazos y las dictaduras militares por campañas de difamación y de siembra de odio y de pánico, por la subversión y la ingobernabilidad inducidas por el llamado lawfare –es decir, el acoso desde estructuras judiciales entregadas a la corrupción– y por las asonadas legislativas [y mediáticas], apunta el editorial de La Jornada.

Comments are closed.