martes, febrero 27

“Yo no soy Delfina, no necesito que me abracen ni que me hagan la campaña”: Del Moral

0
417

“Cuando yo levanto la voz para que Delfina hable, contestan los hombres de su campaña, desgraciadamente”

LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

 

Muy pronto abandonó Alejandra del Moral su presunta intención de llevar la fiesta en paz, con sororidad -como había prometido-, sin ataques a su rival en la contienda por el Estado de México y por la supervivencia de su partido.

Tanto en el boletín difundido por el PRI local como en la entrevista de la candidata del bloque conservador con los columnistas de El Universal, Ale parece haberse quitado una careta de solidaridad feminista respecto de su contrincante, Delfina Gómez, para agredirla con insinuaciones que muy bien podrían entrar en la categoría de violencia política contra las mujeres en razón de género, independientemente de que sea, precisamente, una mujer la que la ejerce y acaso por ese mismo hecho, doblemente grave.

En una parte de la entrevista con el staff de El Universal, Ale afirma textualmente:

“Yo no voy a confrontarme con Delfina, cuando yo levanto la voz para que ella hable, contestan los hombres de su campaña, desgraciadamente. Yo espero que la dejen hacer su campaña. Espero que no estemos frente a una Juanita, es lo que a mí me preocupa. Esta parte de que tengamos que lidiar con quién maneja a la candidata, no [con] la candidata. Si ella no se asume como tal, difícilmente se asumirá como gobernadora”.Horacio Duarte, Delfina Gómez e Higinio Martínez

“En el Centro de Capacitación del Militante del PRI, Del Moral Vela comentó que los priistas saben que lo cortés no quita lo valiente, por lo que reiteró que no hablará mal de su adversaria, pues lo primero es la sororidad y dará la batalla por su género y su generación” reza textualmente el boletín difundido por el PRI mexiquense que, en los hechos, resulta contradictorio con lo expresado por la candidata.

En la entrevista de El Universal, Del Moral aseguró: “Yo sí voy a gobernar, no van a gobernar por mí” [en alusión inequívoca a su adversaria] y aseveró que “no necesita que hagan campaña por ella”, pues ganará en territorio y haciendo propuestas.

“Yo no necesito que alguien haga campaña por mí. Lo digo sin soberbia, no es que no necesite el apoyo de mucha gente, pero no necesito de todos los gobernadores o que el gobernador Del Mazo vaya a un evento conmigo o esté pegado y haga campaña conmigo. No lo hemos hecho. Pero vamos a ganar en territorio, vamos a ganar haciendo propuestas”, enfatizó.

“Yo no soy Delfina, no necesito que me abracen ni que me hagan la campaña”.Amlo besuquea a Delfina Gómez el 18 de marzo

Y es que el miedo no anda en burro. La encuesta reciente de El Financiero revela, sin lugar a dudas, que la brecha de aceptación popular entre ambas candidatas -una vez que el Juanito de MC decidió no prestarle al prianismo mexiquense el favor de sus servicios como esquirol de la izquierda que cumplió con creces en el 2017-, ha crecido y separa a ambas aspirantes con alrededor de unos 18 puntos porcentuales, muy difíciles de superar en dos meses de campaña.Alejandra del Moral y Delfina Gómez

De ahí quizá que la respetabilísima señora Del Moral haya decidido, ahora sí que valientemente, echar toda la carne al asador, rebelándose ante la imposición de los asesores y jefes de prensa y de campaña, por cuenta de un gobernador que parece haberla abandonado a su suerte, según se ha especulado por el ausentismo total -disfrazado de inverosímil “sana distancia” democrática- con el que Alfredo del Mazo ha impuesto un sello incomprensible a la elección mexiquense, a menos que se inscriba en la corriente dominante de entrega de la plaza que se ha venido repitiendo a lo largo y ancho del país, a cambio de impunidad y/o una embajada VIP.

Al respecto, “Paola Rojas y Salvador García Soto le preguntaron sobre el papel que juega el gobernador Alfredo del Mazo en la campaña y si la apoya, pues ha estado ausente en los eventos, a lo cual la priista respondió que no necesita de un tlatoani”.

Alfredo del Mazo es mi amigo, sé absolutamente que no estoy sola, pero vamos a ganar por la buena, si no, no estaba destinada a ser gobernadora”.

Ya encarrerada en esta narrativa de “independencia respecto del primer priista de la entidad”, algunos diarios destacan sus aseveraciones en el sentido de que el Estado de México “se gana en las urnas… no se entrega ni se negocia”, para desmentir los rumores crecientes, alentados por la incomprensible apatía del Gobernador Del Mazo.Alfredo del Mazo y la tarjeta rosa

Nadie hasta ahora ha dicho (y me incluyo) que sea ella, Alejandra del Moral Vela, la que entregó la plaza. Los que hemos sostenido la hipótesis de la rendición, hemos señalado directamente al Sr. Del Mazo ante su ausencia total que contrasta, en la acera de enfrente, con el activismo compulsivo de AMLO e incluso ahora -y en adelante- con la participación activa de la jefa de Gobierno y toda una pléyade de gobernadores morenistas.

Solo un auténtico idiota o alguien de plano muy maiceado, puede negar que Alejandra del Moral está dramáticamente sola y que el adjetivo de “valiente” le queda al tiro porque sigue rifándosela a pesar de estar rodeada en su estructura de campaña por mediocres y sepultureros, y soportar con clase el abandono de quien la destapó para arrojarla al ruedo, pero se ha desentendido por completo de su suerte.

Ojalá que Ale llevara esa valentía al extremo de reconocer los gravísimos errores de su partido político, así como los de sus asociados. Igual ya no tiene mucho que perder.

Comments are closed.