lunes, abril 15

Donald Trump amenaza con nombrar a un fiscal especial para perseguir a Biden

0
398

Victimizarse le da resultados entre los republicanos. Puede ser elegido incluso si se le declara culpable

Después de declararse no culpable en Miami, Donald Trump aprovechó el evento para denunciar la imputación como un “abominable abuso de poder” e “interferencia electoral“. Además, arremetió contra los demócratas, incluyendo a Hillary Clinton y Joe Biden, a quienes calificó de corruptos. En un discurso breve y apagado en comparación con otras ocasiones, reafirmó su derecho a retener los documentos clasificados y amenazó con nombrar a un fiscal especial para perseguir a Biden y a su familia si es elegido presidente.

El evento tuvo lugar en su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, un lugar destacado en la acusación federal contra él. Mientras su esposa Melania se mantenía alejada del escándalo mediático y judicial en Nueva York, Trump llegó al evento rodeado de seguidores y donantes VIP. A lo largo del día, envió correos electrónicos a sus partidarios solicitando donaciones y publicó en su propia red social, Truth Social, para capitalizar la nueva acusación en busca de adhesiones y donativos.Donald Trump se declara no culpable

Las encuestas muestran que la estrategia de victimización de Trump sigue funcionando entre los votantes republicanos, que siguen siendo leales a pesar de los cargos y procesos judiciales en su contra. Según una encuesta de CBS, el 61% de los participantes afirmó que la imputación no cambiaría su opinión sobre Trump como candidato favorito para las primarias republicanas en 2024. Encuestas menos partidistas también lo sitúan por delante de sus rivales en las primarias.

Aunque Trump se enfrenta a numerosos cargos penales, no está prohibido presentarse ni asumir el cargo presidencial, incluso si fuera condenado. La imputación en Miami podría fortalecer aún más su base de seguidores, especialmente entre los presentes en el evento de Bedminster.

En resumen, Donald Trump sigue adelante con su campaña y amenaza con nombrar a un fiscal especial para perseguir a Joe Biden y a su familia si es elegido presidente, a pesar de enfrentar cargos penales y procesos judiciales. Su estrategia de victimización continúa siendo efectiva entre sus seguidores republicanos.

Comments are closed.