sábado, abril 13

Claudia ya se cansó ¡al inicio de la contienda! LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

0
255

En horas sabremos si está fuera de la jugada y si va Adán Augusto o Marcelo


Muy pronto se cansó la todavía Jefa de Gobierno de la Ciudad de México. Al borde de un ataque de nervios, reclamó a Alfonso Durazo que no controlara a las huestes de Marcelo que la presionaron a su arribo al cónclave dominical. Delante del indiscreto Noroña, Claudia reprochaba, en tono autoritario, señalando al gobernador de Sonora con el dedo índice, que no se le diera el trato de corcholata favorita o tapada, como la mayoría de analistas la considera, ahora lo confirmamos, erróneamente.

Está cansada, dijo, mientras regañaba a alguien que tiene el mismo status de gobernador que ella, lo que indica que ya se siente en un plano superior. No la dejaron imponer a su propia corcholata al relevo. Reunida en Palacio Nacional con el Presidente y con -agárrese usted- Alfredo del Mazo, tuvo que salir a anunciar que “por su decisión”, será Martí Batres quien la sustituya “si el Congreso de la Ciudad lo aprueba”, cuando la ley manda que sea precisamente el secretario de Gobierno el sustituto.

En realidad Sheinbaum quería imponer a alguien que parece más que su amigo, el ex garcíalunista Omar García Harfuch o de perdida a Luz Elena González Escobar, apelando a su falso derecho como “la preferida del Presidente” en este juego de destape que no es destape, dedazo que no es dedazo y encuestas a modo que preceden a la cargada que no será cargada.

Muy pronto sabremos si don Andrés se decide a destituir a Adán Augusto (otro que no quiere dar paso sin huarache) como condición que el todavía titular de Gobernación impuso para participar en la farsa, ilegalísima, de la disputa por el cargo de “coordinador de la defensa de la 4té” que se ha usado, hasta el cansancio, en todas las latitudes del territorio nacional, para encubrir los también ilegalísimos actos anticipados de campaña.AMLO y sus corcholatas de Morena para la Presidencia

Una hipótesis: Si “destituyen a Adán Augusto, entonces él será el candidato. Si no, el ungido será Marcelo, quien de cualquier modo ya impuso sus condiciones de forma que, si no se cumplen a la letra, terminará con la unidad y se arrojará a brazos de no cualquier oposición, sino de una selecta conformada por multitudes que no congenian con los neoliberales salvajes, saqueadores y genocidas, pero tampoco con los múltiples asegunes de un obradorismo autoritario y gatopardista.

Siempre he sostenido aquí, contra la corriente de pensamiento dominante en el morenismo mexiquense, que Claudia fue promovida por el mandatario solamente para impulsarla a recuperar la Ciudad de México, bastión histórico de la izquierda nacional, perdido en un 50% por ella en la elección intermedia (debido a sus pleitos con Monreal), y que eso se interpretó equivocadamente como un destape muy prematuro, lo que obligó a don Andrés a inventar la farándula de las corcholatas.

Otro berrinche de Sheinbaum -aparte de perder la paciencia y maltratar a Alfonso Durazo ante cámaras- consistió en exponer en el estrado, sin ninguna razón institucionalmente lógica, a sus dos minicorcholatas, al tiempo que cumplía la orden presidencial de apuntalar a Martí Batres como su sucesor, lo que el propio don Andrés confirma esta mañana al desvivirse en elogios hacia el joven funcionario impuesto por él mismo como secretario de Gobierno y ahora como relevo de la corcholata presidencial frustrada. Al tiempo.

Comments are closed.