lunes, abril 15

¡Salinas le gana la partida a AMLO! LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

0
256

La FGR le da carpetazo al caso Aburto, liberando de cargos de tortura a Salinas y a Beltrones

Todo el escándalo de “narcopresidente” que tan preocupado tiene a don Andrés, al grado de manosear el tema diariamente en su Mañanera, haciéndose la víctima de un compló internacional, se reduce a una venganza del expresidente Carlos Salinas de Gortari y su cómplice en el encubrimiento del segundo tirador en el caso Colosio, Don Beltrone, ahora flamante candidato al Congreso de la Unión. Ah, y no lo digo yo, lo dijo el propio mandatario hace aproximadamente 20 días:

“El presidente Andrés Manuel López Obrador sostiene la hipótesis de que el reportaje de ProPublica sobre la supuesta entrega de dinero del narco a su campaña presidencial de 2006 es una venganza del exmandatario Carlos Salinas de Gortari con ayuda de la DEA, luego de que se dio a conocer la información de un segundo tirador en el asesinato de Luis Donaldo Colosio“, dice textualmente una nota de Proceso del 7 de febrero del presente año.Colosio y Salinas

“Estoy llegando a la conclusión -dijo AMLO en esa fecha- de que todo esto lo armaron a partir de que se dio a conocer lo del segundo tirador contra Colosio, porque no se sabía, bueno, yo no lo sabía, el Presidente de México no sabía hace tres meses –y tengo como principio no mentir, y no robar, y no traicionar–, no sabía que García Luna había ingresado al Cisen, a este sistema de espionaje, junto con Salinas, en 1989″.

Y ahora resulta que la Fiscalía General de la República (FGR) autorizó el carpetazo de la investigación iniciada por la tortura alegada por Mario Aburto, único sentenciado por el homicidio de Luis Donaldo Colosio, con lo que no procederá penalmente contra ningún exfuncionario denunciado por éste, como el priista Manlio Fabio Beltrones, o el expresidente Carlos Salinas de Gortari.AMLO y Gertz Manero

De esta forma lo informó la FGR al juez Segundo de Distrito de Amparo en materia Penal en la Ciudad de México quien desde el pasado 16 de febrero solicitó tales datos.

Así que don Andrés culpó directamente a Carlos Salinas de Gortari, de haber perpetrado los reportajes sobre su presunto financiamiento del narco, y 20 días después la FGR dobla las manos y decide darle carpetazo al asunto. ¿Puede haber una lectura distinta?

Jorge Antonio Sánchez Ortega -el famoso “segundo tirador en el caso Colosio– fue detenido a 15 metros del lugar donde cayó herido el político sonorense aquel 23 de marzo de 1994 en Lomas Taurinas, Tijuana. Tenía cerca de siete meses de trabajar para el Cisen, que le asignó vigilar el mitin de Colosio en la ciudad bajacaliforniana.Jorge Antonio Sánchez Ortega, segundo asesino de Colosio

Tras el atentado, en su chamarra se le encontró sangre y en sus manos plomo. Un dictamen de la Procuraduría General de la República, publicado por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, indicaba que dio positivo a las pruebas que demostraban la presencia de plomo y bario “producto de la deflagración de arma de fuego”.

Quizá porque el villano favorito de AMLO ya no es El Innombrable -como se refería al expresidente Salinas-, sino Genaro García Luna, le resultó sorpresivo a don Andrés haber descubierto (y así lo consigna en su libro reciente) que García Luna se incorporó al Cisen en el gobierno de Salinas y ya como supervisor o jefe de operaciones, en 1994, fue a liberar -por instrucciones del expresidente- al que supuestamente fue el segundo tirador que trabajaba en el Cisen.Genaro García Luna

Ríos de tinta han corrido -como se dice- y más de 200 mil mensajes de “narcopresidente” en la polémica que don Andrés decidió perfilar, en su narrativa cotidiana, como “una campaña sucia de sus adversarios, con la complicidad de medios nacionales e internacionales, para desacreditarlo en esta etapa electoral”, pero en realidad solo para encubrir el hecho -denunciado por él mismo hace 3 semanas- de que la famosa “campaña” fue orquestada por Carlos Salinas “como una venganza por reabrir el caso Colosio“.

El carpetazo anunciado discretamente ayer por la FGR sobre la reapertura del caso -mediante la hipótesis del presunto segundo tirador-, es decir, el recule, el perdón oficial representado por el cese de la persecución judicial contra El Innombrable y Don Beltrone, principales sospechosos de haber torturado a Aburto y liberado a Jorge Antonio Sánchez Ortega, no puede ser interpretado de otra forma.Jorge Antonio Sánchez Ortega y Mario Aburto

Es una derrota del presidente López, quien se fue de la lengua al culpar a Salinas y ahora ordena a su fiscal carnal que dé marcha atrás, lo que lo condena a seguir con la lastimosa campaña personal contra la “guerra sucia” de sus adversarios, narrativa que solo personajes muy ingenuos, muy mal informados, o de plano fanatizados como el secretario general de Gobierno en el Estado de México, Horacio Duarte, pueden ignorar o tratar de desviar con declaraciones como la de ayer en el sentido de que “quieren enlodar el trabajo del Presidente López Obrador“.

Lástima que a don Horacio le haya ganado la prepotencia y la soberbia -desde que arribó al segundo puesto en importancia de la entidad- como lo señalan no pocos de sus mismos correligionarios, y prefiera hacer a un lado su indudable capacidad de análisis político para ver lo que realmente está ocurriendo en el país.Horacio Duarte

La mejor forma de ayudar al éxito de Claudia Sheinbaum y la continuidad de la 4té no es encubriendo los gravísimos errores del mandatario, sobre todo ahora que presuntamente ha entregado el bastón de mando, sino rectificando y demostrando apertura de criterio y respeto a la crítica en beneficio del país, en toda su gran riqueza cultural y política.

A los reaccionarios, ladrones y asesinos ¡que los encarcelen! pero que no pretendan mezclarnos con esa fauna -que ellos tanto respetan en la práctica y hasta incorporan en sus filas- a quienes criticamos los errores de la administración, en buena lid.

Comments are closed.