sábado, junio 15

La mayoría descalificada y la Corte. LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

0
95

Una buena noticia: ¡en la Cámara de Senadores no habrá mayoría calificada!

Me agradó la actitud de Claudia Sheinbaum en la reunión de ayer con el Presidente López Obrador. No acató sumisamente las indicaciones, los deseos o los caprichos de su mentor, como habrían esperado los que la tachan de muñeca de ventrílocuo; ni rompió lanzas como algunos ingenuos piensan que sería el camino de independencia respecto de su creador; no hubo rabietas de adolescente, pues.

Simplemente la próxima presidenta de México se limitó a decir, en su propia conferencia de prensa, que la Reforma al Poder Judicial que tanto le urge al machito de Macuspana, deberá discutirse ampliamente con Colegios de Abogados, Universidades y con trabajadores del Poder Judicial, durante los próximos 3 meses, antes de aprobarse, y que habría que darle prioridad a otras reformas que son de ella, de su proyecto, entre las que no figura ninguna encaminada a acumular poder como las de López: El apoyo económico que prometió a las mujeres de entre 60 y 64 años —que ha pedido que sea reforma constitucional—, y una beca universal para todos los niños de las escuelas públicas del país, así como la Reforma de la No Reelección.Sheinbaum

Bien por ella. No va a ser fácil desembarazarse de un farsante ensoberbecido que se cree el Panchito Madero redivivo, al que le quedan 2 meses y medio de borrachera de poder, más un mes de mayoría calificada en la cámara de diputables, no así en la de Senadores, ¡a Dios gracias!

A AMLO no parece preocuparle en lo más mínimo debilitar al superpeso, como lo festinó hoy en su Mañanera, alegando entre sonrisas de satisfacción, que con todo y la devaluación de estos últimos días, el peso sigue estando 10% por encima de como lo recibió. ¡Que siga insistiendo en su nefasto Plan C, y en unas semanas habrá devaluado nuestra moneda hasta niveles insospechados!AMLO

Y a todo esto, entre las sorpresas que podrían depararnos los próximos meses de agonía obradorista, figura una que nadie hasta ahora, que yo sepa, ha planteado y que podría poner los pelos de punta de quienes piensan que solo Mr. Transformer tiene los arrestos para darle la vuelta a las instituciones del país.

¿Qué pasa si la Suprema Corte de Justicia de la Nación decide anular el reciente proceso electoral, lo que podría caer plenamente entre sus facultades, habida cuenta de que el Jefe del Ejecutivo violó sistemáticamente la Constitución, al pasarse por el arco del triunfo las leyes que califican como un delito grave el uso de recursos públicos para incidir en campañas, en plena veda electoral?Integrantes de la SCJN

Están tan ensimismados los obradoristas originales y postizos con el arrollador triunfo -haiga sido como haiga sido- que piensan que la Corte asumirá con el estoicismo de las Carmelitas Descalzas su eventual aniquilación, sin considerar que los abogansters que dominan el Poder Judicial no son ningunas Hermanas de la Caridad y que ni a ellos, ni a quienes criticamos la corrupción de jueces y magistrados nos hace gracia lo que pretende López Obrador, porque viendo cómo se manejan las elecciones en México, con autoridades electorales florero, la elección “popular” de jueces, magistrados y ministros será mucho más que una gran simulación, el paraíso para que narcos y delincuentes de cuello blanco postulen a sus candidatos y los hagan ganar a base de billetazos a la prensa mercenaria, propaganda callejera hipersaturada y, de ser necesario, asesinatos y secuestros de opositores.

¿En qué país piensan López y sus seguidores que vivimos?

Comments are closed.