viernes, julio 19

AMLO se niega a dialogar con la ministra Piña sobre su iniciativa de Reforma al Poder Judicial

0
23

“Yo no tengo nada que ver con esto… y estoy convencido de que hace falta la reforma”

AL GRANO, Por Jesús López Segura

El presidente Andrés Manuel López Obrador declinó entablar un diálogo directo, respecto a su propuesta de reforma al Poder Judicial, con la presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), ministra Norma Piña, a quien por cierto los jilgueros de la 4té acusan a diario de estar cerrada al diálogo. En su lugar, designó a la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, como la encargada de llevar adelante las conversaciones con los ministros de la Corte.

Ministra Norma Piña

Ministra Norma Piña

En su conferencia mañanera en Palacio Nacional, López Obrador afirmó: “Yo no tengo nada que ver con esto, ya entregué mi iniciativa de acuerdo con mis facultades y estoy convencido de que hace falta la reforma”.

Paradójicamente, el propio Presidente enfatizó “la importancia del diálogo”, justificando que la secretaria de Gobernación y los legisladores están asumiendo esta tarea: “La secretaria de Gobernación podría reunirse con los ministros y lo mismo considero que harían los integrantes del Congreso“.

López Obrador expresó su descontento con la protección a jueces corruptos y la liberación de individuos que deberían estar en prisión. En sus palabras, “se protege a delincuentes del crimen y a delincuentes de cuello blanco”, sin mencionar en absoluto que también desde la Fiscalía de su protegido Alejandro Gertz Manero se perpetran ese tipo de aberraciones en la procuración de justicia del país.

Gertz Manero, el protegido de AMLO

Gertz Manero, el protegido de AMLO

Con un tono presuntamente respetuoso, el mandatario cuestionó a la presidenta de la SCJN: “¿Por qué no resuelven lo del pago de impuestos de los grandes empresarios o banqueros? ¿Por qué se tardan tanto en resolver lo que debe ser de rápida decisión?”. Subrayó que existen tesis y jurisprudencia suficientes para tomar decisiones prontamente y criticó las tácticas dilatorias. Olvidó, sin embargo, explicar por qué se aferró en mantener a la ministra Yasmín Esquivel en la Corte, a pesar de la abrumadora evidencia de que plagió su tesis profesional.

Finalmente, López Obrador pidió un informe sobre la cantidad de procesados sin sentencia durante años, y solicitó una explicación sobre los salarios de los ministros, destacando que la Constitución establece que no deben ganar más que el Presidente.

AMLO

AMLO quiere explicación sobre salarios de los ministros de la Corte

Y no es que se defienda aquí al Poder Judicial, quizá uno de los poderes más corruptos e ineficientes del país. Lo que se cuestiona es el método absurdo -que ha tenido resultados desastrosos en los pocos casos en el mundo que se ha aplicado- de convertir a los jueces en productos de consumo popular mediante la simulación democrática de mercado, con el único y evidentísimo fin de que sean los delincuentes de cuello blanco y los narcotraficantes quienes se apropien de la impartición de justicia, en perjuicio precisamente del pueblo al que se pretende proteger.

Una verdadera reforma pasa por otros mecanismos que don Andrés, simplemente, se niega a escuchar, porque le importa un bledo la justicia, su único móvil parece ser el poder.

Comments are closed.