jueves, diciembre 1

El columnista Mario Maldonado, de El Universal, presenta cifras alegres en favor de Del Moral

0
257

“Solo un hombre podrá detener a Morena, se llama Alfredo y se apellida Del Mazo”, decía Ricardo Rocha hace dos semanas

LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

El análisis de la prensa que realizamos en Notiguía a diario, nos indica que, finalmente, Alfredo del Mazo III ha tomado la decisión de complacer al Presidente López Obrador, y destapará, en breve a su secretaria de Desarrollo Social, Alejandra del Moral, como el prospecto priista para la gubernatura, pues el comportamiento editorial de algunos analistas, tradicionalmente independientes y objetivos, como Mario Maldonado y Ricardo Rocha, ambos colaboradores de El Universal, muestra un sesgo sospechoso en favor de desahuciar a Ana Lilia Herrera y presentar a la señora Del Moral, como la decisión final del priismo tetracolor: verde, blanco, rojo y rosa.

Hace unos días, Herrera Anzaldo puso un tanto nerviosas a las huestes marrulleras del tarjetismo rosado, cuando publicitó una encuesta en Facebook (muy cuestionable como instrumento representativo) donde se ponía por encima no solo de su amiga Del Moral, sino hasta de la delfina presidencial y, rápidamente, como es su hábito mediocre y iatrogénico, el voz-cero de Del Mazo, el señor Pérez, se apresuró a soltar la línea a Mario Maldonado de que la buena será la repartidora oficial de la Tarjeta Rosa, incapaz de presentar una sola idea inteligente desde que regaron su imagen en espectaculares por todo el territorio estatal.

Las cursis argumentaciones de hace dos semanas del antes muy respetable Ricardo Rocha (“solo hay un hombre capaz de contener al obradorismo, se llama Alfredo y se apellida Del Mazo“), se sustentan en su lamentable decadencia, que vulgariza por completo su antes excelsa labor periodística, al prestarse a departir al lado del insufrible Carlos Alazraki, quien debe su gran audiencia al mismo fenómeno lamentable que hace famosos a los tamborileros del misógino grupo “Firme” que tanto admira Claudia Sheinbaum, más incluso que a “Britany” (sic) Spears: la estupidez masiva de fanáticos ignorantes.

https://youtu.be/SKS4QcElAa0?t=248

Abortar a una persona inteligente, propositiva, y formidable candidata invicta como Ana Lilia, sería un grave error si la intención fuera ganar. Pero todo, todo, todo indica que lo que se pactó ya, en realidad, es entregar la plaza, poniendo a una dama muy respetable como Alejandra del Moral, pero sin ideas, al mismo tiempo que se elimina la coalición con el panista Enrique Vargas.

El camino se pavimenta, así, para que doña Delfina (quien tampoco es, con todo respeto, un dechado de elocuencia y productividad intelectual) cabalgue hacia el puesto en caballo de hacienda.

Sólo hay un inconveniente que podría arruinar el “ingenioso” plan, se llama Juan y se apellida Zepeda -como lo he venido anticipando-, porque el experredista quedará en libertad absoluta de cosechar, ahora bajo las siglas triunfadoras de Movimiento Ciudadano, todo el caudal de votos antisistémicos que generarán los decepcionados del obradorismo -que son muchos más de los que se imaginan- y los que desde hace mucho estamos hartos del prianismo depredador. A ellos se podrían sumar los decepcionados de la marginación de Ana Lilia que también son muchos y algunos de ellos muy poderosos, y los más influyentes: las corcholatas presidenciales que no quieren que el presidente se acostumbre a imponer a sus delfinas. Al tiempo.

Leave a reply