sábado, mayo 18

“Es de sabios cambiar de opinión”: AMLO. “Al Grano”, por Jesús López Segura

0
162

Defiende el Presidente que corruptos se arrepientan y se incorporen a su movimiento

Cuestionado en su Matutina sobre el hecho de que Morena y el Partido Verde anden rehabilitando a corruptos y genocidas del pasado priista, para incorporarlos en espacios de poder, o para exonerarlos del castigo que merecen, como se ha puesto de moda por el amasiato con Peña Nieto, don Andrés se aventó la puntada de asegurar que muchos pueden haber sido unos corruptazos pero si se arrepienten y cambian con el tiempo, entonces tienen derecho de reivindicarse sin haber sufrido las sanciones que la ley -no de Dios, sino la ley a secas- les tendrían que ser aplicadas, independientemente de su oportunismo disfrazado de arrepentimiento.Eruviel Ávila en el PVEM

Vaya forma de nutrir sus huestes de seguidores con toda clase de mercenarios que abrazan la santificación que ofrece el dador por excelencia de perdones y amnistías para eludir responsabilidades penales y ganar así no el reino de los cielos, como pregonan las iglesias, sino las presidencias municipales, diputaciones y senadurías con las que se despachan, a costa del sacrificio de fundadores auténticos del movimiento, los presuntos adversarios demonizados en el discurso, pero santificados en la praxis.Luis Miranda

Bajo esa óptica facilona, los lambiscones del peñismo aseguran que se puede ser un pillo saqueador y, al mismo tiempo, un demócrata, porque nadie es enteramente héroe ni villano, sino una gama de tonalidades en el espectro que va desde lo celestial y divino, hasta lo demoniaco y maligno, y “todos, como seres humanos, cometemos errores” (dice don Andrés con rostro simulado de sabiduría cristiana, aunque nunca en su vida esté dispuesto a reconocer sus errores) “y es de sabios cambiar de opinión”.Un verdadero hombre

Amenice usted este último párrafo con cantos gregorianos, mientras reflexiona sobre el hecho de que, en los países verdaderamente democráticos y civilizados, las decisiones sobre cómo aplicar la ley a los infractores las toman los aparatos judiciales en apego estricto a un Estado de Derecho y, en las dictaduras, esas decisiones se las reserva un solo hombre que hará cuanto esté en su poder para desaparecer el aparato judicial que, con todas sus gravísimas limitaciones, llevó siglos construir.

En su columna de El Financiero sobre el tema de moda del libro de Mario Maldonado sobre Enrique Peña Nieto, el periodista Raymundo Riva Palacio remata: “La editorial Planeta, que publicó el libro, lo anuncia como “¿quién es realmente el hombre que gobernó México entre 2012 y 2018?”, a lo que podría añadirse otro remate: fue un cobarde y un mentiroso que trata de lavarse la cara escondiéndose en la desmemoria”.

Comments are closed.