domingo, julio 21

AMLO sigue agitando los mercados. LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

0
119

Insiste compulsivamente en la narrativa de que la corrupción es privativa del Poder Judicial

El dólar amaneció esta mañana en 18.75 pesos. Hace algunas semanas estaba bastante estable en poco más de 16. Con todo, el todavía Presidente López Obrador sigue duro y dale con su peligrosa Reforma al Poder Judicial, que pone muy nerviosos a los mercados porque lejos de limpiar de corrupción al ciertamente podrido Poder Judicial, lo que busca es, con toda evidencia y certeza, minar, si no es que desaparecer, el precario equilibrio de poderes en México. Con su necedad habitual, la señora de las mentiras en quién es quién, abonó a la polémica entre casas calificadoras para agitar más el mercado.

Es tan increíblemente torpe esta estrategia que ya configura un “error u horror de septiembre” lo que pone al mandatario muy feliz, a pesar de la angustia de su protegida, como si se tratara de crearle problemas financieros artificiales para dejar en claro que Andrés Manuel López Obrador es insustituible y, por tanto, su salida del gobierno terminará en una debacle financiera. ¿Será capaz de atizar la incertidumbre solo para satisfacer su ego?Sheinbaum y AMLO

“Hay gente que no quiere que me vaya. Que no me quieren, pero yo los quiero a ellos. Así es la vida. Cierro un ciclo y además me voy muy contento. ¿Quieren ver la última encuesta, a nivel mundial para que vean cómo estoy calificado? Pero ya mejor no. Para qué voy a andar presumiendo”, dijo esta mañana un mandatario que ha logrado establecer un culto a su personalidad en alrededor de un tercio de la población electoralmente activa. Solo un tercio. Hay alrededor de 40 millones de mexicanos que no votaron por su proyecto y otros 20 que votaron rabiosamente en contra.

Si realmente le preocupara a López Obrador “la justicia”, a la que pone por encima de los mercados (de la misma forma en que muy recientemente puso su “autoridad moral” por encima de la ley) no tendría un fiscal florero como el anciano Gertz Manero, quien solo se ha preocupado, a lo largo de su desastrosa administración, a usar el poder para beneficiarse en lo personal, inmoralidad aderezada con un odio y misoginia sorprendentes.AMLO y Gertz Manero

Y ahora juran algunos analistas que Claudia piensa dejar al florero Gertz en el puesto, para que narcotraficantes y delincuentes de cuello blanco sigan haciendo enteramente de las suyas.

No, si a López le importara la justicia, no mantendría al director del Instituto Nacional de Migración en el cargo, luego del crimen de lesa humanidad de quemar vivos a decenas de migrantes. Ni Ana Guevara estaría en su puesto siendo la más corrupta de todo el gabinete obradorista, según se han atrevido a asegurar incluso comentaristas deportivos. No andaría protegiendo a los militares frente a los padres de Ayotzinapa, ni a la Guardia Nacional después de sus evidentes masacres, como la reciente de León.

AMLO y Francisco Garduño del INMA López le ha valido una chingada (así se llama su rancho de Palenque) la justicia. Lo que lo mantiene rabioso contra la Suprema Corte es que le dieron para atrás a algunos de sus más nefastos proyectos, como el de adscribir en forma definitiva la Guardia Nacional a las Fuerzas Armadas.

Lo que dice don Andrés de jueces y ministros, por lo demás, es enteramente cierto. Son, en su mayoría, escandalosamente corruptos, pero exactamente igual que la mayoría de los burócratas de los poderes Legislativo y Ejecutivo; no nos hagamos tontos si vamos a hablar en plata, señor Presidente.

Usted dijo que iba a combatir de frente a la corrupción y se ha hecho como el Tío Lolo frente a los escándalos de muchos de sus parientes y allegados, y ha sido incapaz de meter a la cárcel a uno solo de los corruptazos del pasado, los mismos que demoniza a diario en sus soliloquios matutinos, sin tocarlos con el pétalo de una acusación formal, lo que hace pensar que solo lo hace para mantener entretenido al ejército de fanáticos que lo admiran.

Hoy mismo gritó escandalizado, por ejemplo, que ni un solo juez está en la cárcel. Usted solo encarceló a Rosario Robles, pero exactamente por las mismas razones personalísimas de venganza por las que actúa su fiscal florero, al que nunca se cansó de darle vergonzosísimos espaldarazos.AMLO y Rosario Robles

Es usted un hipócrita monumental, don Andrés, con todo respeto. Y tiene millones de seguidores, efectivamente, pero eso no le quita lo mentiroso e ignorante. Dijo usted esta mañana que “se sorprende uno de que entre más nivel académico, más ignorancia”, como parte de su permanente campaña de odio frente a las clases medias ilustradas que no se tragan sus patrañas.

La gente ignorante que lincha a presuntos delincuentes en los pueblos de todo México, que muchas veces resultan ser inocentes trabajadores del INE o “servidores de la nación”, es la que usted quiere que vote para elegir a jueces, magistrados y ministros. Y es que está convencido de que con limosnas y dádivas, la gente humilde es la que guarda mayor lealtad política, como una vez confesó abiertamente que ese era el principal motivo de su interés en ellos.

Es cierto que el Jefe del Ejecutivo era el que ponía Ministros a modo y les permitía ganar fortunas para que no se metieran con sus proyectos y caprichos. Pero usted obró exactamente de la misma forma al imponer a la plagiadora profesional Yasmín Esquivel, a su devota admiradora Loretta Ortiz, y a la controvertida “ministra del pueblo” Lenia Batres. Tuvo la oportunidad de demostrar esa “calidad moral” que tanto presume sugiriendo lumbreras en el más alto nivel del Derecho para esos cargos, demostrando así que, efectivamente “no son iguales”, pero ni siquiera disimuló su avidez por imponer incondicionales, lo que lo retrata de nueva cuenta como lo que es, un hipócrita monumental, con todo respeto.AMLO y Yazmín Esquivel

¿Qué le hace suponer que no serán los delincuentes de cuello blanco -a los que usted protege, por cierto- o los narcos -a los que usted abraza, por cierto- los que terminarán imponiendo, a base de dinero y asesinatos, a los próximos jueces, magistrados y ministros, en procesos de simulación democrática que usted ha pervertido y que tanto le enorgullecen?

Después de tantas mentiras, por lo demás, ¿quién puede creerle que realmente se retira de la política?

Comments are closed.