domingo, julio 21

Prestigiosos grupos de abogados critican el deslinde del rector de la UNAM sobre trabajo del IIJ

0
138

La burocracia universitaria se deslinda, así, del trabajo académico y otras tareas sustantivas de la UNAM

En un gesto que ha generado polémica y críticas, los presidentes del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México (INCAM) y la Barra Mexicana de Abogados (BMA), Arturo Pueblita Fernández y Víctor Olea Peláez, condenaron el deslinde de la UNAM respecto al estudio del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) sobre las reformas al Poder Judicial propuestas por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El controversial comunicado de la UNAM, que asegura que las conclusiones del estudio del IIJ no reflejan el sentir de la comunidad universitaria, sino únicamente la postura de sus autores, fue emitido después de que el presidente criticara duramente el estudio en su conferencia matutina.

UNAM se deslinda de postura de académicos sobre Reforma al Poder Judicial

UNAM se deslinda de postura de académicos sobre Reforma al Poder Judicial

Pueblita Fernández y Olea Peláez, entrevistados por la revista Proceso, coincidieron en que el análisis del IIJ posee un nivel técnico adecuado y refleja preocupaciones legítimas del gremio jurídico sobre la reforma judicial que se debatirá próximamente en el Poder Legislativo.

“No me gustó el tema del comunicado, parece desautorizar lo señalado. Conozco el documento del IIJ, es un trabajo serio, no improvisado ni coyuntural. Hay preocupaciones genuinas en el gremio jurídico y la academia las manifestó”, señaló Pueblita Fernández, quien destacó el prestigio del IIJ como el centro de investigación jurídica más relevante del mundo hispanohablante.

Asimismo, criticó el origen del comunicado de la UNAM, sugiriendo que, al provenir del área de comunicación social, no debería considerarse como una desautorización formal del contenido del estudio. Insistió en que, si hay críticas al fondo del análisis del IIJ, deben abordarse directamente y no limitarse a descalificar el momento en que la academia decidió pronunciarse.

Leonardo Lomelí Vanegas

Leonardo Lomelí Vanegas, rector de la UNAM

La respuesta de la UNAM, coincidentemente, se dio a conocer pocas horas después de que el presidente López Obrador atacara el estudio del IIJ, lo cual ha suscitado especulaciones sobre posibles presiones desde el ejecutivo.

“Hay un hecho inédito: una denuncia por defraudación fiscal contra el exrector de la UNAM. No puedo decir si están cediendo a presiones, pero me parece desafortunado que se hagan esos comentarios”, expresó Pueblita Fernández.

Víctor Olea, por su parte, lamentó las críticas dirigidas a los coordinadores del estudio, quienes gozan de gran prestigio, y consideró inapropiada la reacción de la rectoría de la UNAM. “Que el rector critique o desconozca al IIJ es poco conveniente”, subrayó.

En contraste, la directora de la Facultad de Derecho, Sonia Venegas Álvarez, declinó hacer cualquier comentario al respecto cuando fue consultada por la fuente referida. Ello lleva a la conclusión de que la burocracia universitaria se deslinda del trabajo académico y la divulgación universitaria, tareas sustantivas de la UNAM.

Comments are closed.