sábado, marzo 2

“Estaré en el Gabinete de Sheinbaum. Esto ya está perdido”: Alfredo del Mazo

0
492

Ya no es “El licenciado Peña Nieto”, sino Peña a secas, o “El señor Peña”. ¿Por qué?

LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

 

El Presidente López Obrador ha criticado que se estén utilizando en Estados Unidos acusaciones judiciales “con intenciones políticas” en el caso de su amigo Donald Trump, al mismo tiempo que, aquí, se dedica tiempo completo (en pleno proceso electoral mexiquense -de Coahuila no hablo porque no puede ser más evidente la entrega de la plaza al PRImor-) a detractar a los panistas Fox y Calderón, a amenazar con la reapertura del caso Colosio y, más recientemente, a dejar de referirse “con toda consideración y respeto” al ex presidente Peña como “El Licenciado Peña Nieto“, lo que presagia un recrudecimiento eminentemente político-electorero del caso Lozoya.

Lo judicial, al servicio de lo electoral, pues.

Paralelamente, un grupo de diputados federales de Morena, encabezados por Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, propuso la creación de una Comisión Especial para recopilar y recibir información sobre los posibles nexos del expresidente Felipe Calderón con grupos del narcotráfico y de eventuales delitos cometidos durante su sexenio.Diputados de Morena tras la cabeza de Felipe Calderón

Es obvio que el hermano incómodo que le costó el puesto a la ex secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, por andarle poniendo trancas al presunto violador Félix SalgadoEl toro sin cerca“, para gobernar Guerrero, trata de reconciliarse con el mandatario, haciendo trabajo electoral sucio, campaña negra, o como quiera llamarse a la denostación, desde el poder (Ejecutivo, Legislativo o Judicial), contra los adversarios electorales.

En conferencia de prensa, el diputado expresó que su propuesta, con Punto de Acuerdo, pide a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) crear esta instancia, y aseguró que cuenta con el respaldo de 259 diputadas y diputados del PT, PVEM y Morena.

Desde la Mañanera se había dado un vergonzoso seguimiento cotidiano al juicio de García Luna en Estados Unidos que nos exhibió como incapaces de haberlo realizado aquí, y la señorita vocera del vocero se lanzó ayer contra las empresas de mariguana de Vicente Fox, calificándolas de ilegales, en el contexto de la guerra del fentanilo con Estados Unidos y los torpes reacomodos geopolíticos en los que China y Rusia tratan de manipular a un “servicial y afanocillo” (sic amlista) México, para darle una salida al conflicto de Ucrania.Vicente Fox, Peña y Calderón

Paradójicamente, este recrudecimiento discursivo -acompañado de amagos judiciales- del mandatario, revela cierto nerviosismo que podría constituir una buena noticia para la candidata Alejandra del Moral, quien debería seguir con atención los planteamientos del columnista Martín Moreno, de SinEmbargo:

“De cara a la elección del 4 de junio en el Estado de México, hoy todo indica que la candidata de la alianza Va por México, Alejandra del Moral, resultará una pieza desechable impuesta por Alfredo del Mazo para evitarle problemas a Morena con una candidata o candidato más fuertes”.

“Si el PRI y la alianza Va por México tienen, a estas alturas, alguna esperanza de ganar la elección del Estado de México en junio próximo, tendrían qué hacer dos cosas: cambiar de candidata a la gubernatura, e ignorar a Alfredo del Mazo porque el Gobernador priista prácticamente ha entregado la plaza a Morena y a su abanderada, Delfina Gómez“.

“En corto, el Gobernador Del Mazo -heredero vergonzante de la dinastía Del Mazo, cuyo abuelo y padre fueron gobernadores; emblema de la poderosa clase política mexiquense ungida en el Grupo Atlacomulco, y que ha sido llamado en público ‘el consentido del Presidente’-, le presume a sus más cercanos: ‘Estaré en el Gabinete de Sheinbaum. Esto ya está perdido’…”.Amlo, Alfredo del Mazo y Sheinbaum

Así que en el caso de nuestra entidad, la más grande en padrón electoral y presupuesto, no fue suficiente una embajada.

Lo dicho. Han dejado sola a Alejandra del Moral y quizá por eso el último exgobernador inteligente del Estado de México, César Camacho Quiroz, sintió la repentina necesidad de arroparla en entrevista con un diario local, luego de un largo e incomprensible silencio que lo presentaba -quizá erróneamente- como cómplice del evidente acuerdo de rendición de la plaza. Ya veremos.

Hoy volvió a referirse don Andrés al penosísimo caso de la concesión del 60% del territorio nacional a empresas mineras mexicanas y, sobre todo, extranjeras -canadienses en su mayoría-. Y digo penosísimo no tanto porque saquean la riqueza de nuestro subsuelo, no pagan los impuestos que deberían, arruinan nuestro medio ambiente y explotan a los trabajadores mexicanos dueños originales de esas tierras, sino porque cada vez más abiertamente, el mandatario que se auto compara a diario con Madero, Juárez, López Mateos y Lázaro Cárdenas e incluso -en la reciente semana santa- con el mismísimo Jesucristo, celebra que en su gobierno, presuntamente de izquierda, los empresarios voraces -incluidos los mineros- no solamente han mantenido sus ganancias, sino que las han incrementado y ratifica que no piensa cancelar ninguna de las concesiones con las que Fox, Calderón, y “el señor Peña“, cedieron 120 mil hectáreas de las 200 mil que tiene el territorio nacional.

Se trata, evidentísimamente, de una escandalosa propaganda electoral, con recursos públicos en favor de Morena, en plena veda. ¿Qué pueden hacer al respecto institutos y tribunales electorales amenazados de muerte institucional?

Comments are closed.