sábado, abril 13

Violencia sexual, psicológica y golpizas a cadetes del Heroico Colegio Militar: Proceso

0
555

Trasciende cuál es la forma en que se prepara a los soldados para “forjar carácter”

En un impactante hilo en Twitter, Víctor Hernández, profesor e investigador en seguridad nacional, arroja luz sobre las perturbadoras prácticas de violencia física, psicológica y sexual que prevalecen en planteles educativos militares. Sus revelaciones coinciden con el próximo lanzamiento de la película “Heroico”, que arroja luz sobre estos oscuros aspectos del Heroico Colegio Militar (HCM), destaca un reportaje de Proceso.

La película dirigida por David Zonana y protagonizada por Santiago Sandoval, Fernando Cuautle y Mónica del Carmen, se centra en la historia de Luis, un joven que ingresa al HCM, una institución crucial para la formación de oficiales de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). No obstante, el relato muestra cómo los cadetes son sometidos a un sistema jerárquico impregnado de violencia ejercida por veteranos.Tortura y violencia sexual en el Heoico Colegio Militar de México

Hernández detalla testimonios de cadetes que sufrieron golpizas, torturas, amenazas y extorsiones en estos planteles. Menciona que a menudo los cadetes son golpeados con tubos y tablas bajo el pretexto de “forjar carácter”, pero estos abusos frecuentemente resultan en lesiones graves.

Además, se resalta que la violencia sexual es una constante, especialmente hacia las mujeres. Estas condiciones hostiles para las mujeres en las Fuerzas Armadas son ejemplificadas por los casos de Susana Sayas y Gloria Cházaro, que han generado controversias sobre su clasificación como suicidios o feminicidios.Tortura y violencia sexual en el Heroico Colegio Militar

Hernández respalda sus revelaciones con estadísticas contundentes. La baja tasa de graduación en planteles militares y la alarmante cantidad de deserciones son pruebas palpables de los abusos y la violencia que los cadetes enfrentan. Además, hace referencia a recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que indican la violación de derechos dentro de estas instituciones.

Este académico subraya que las “novatadas”, que a menudo incluyen actos de tortura y humillación, no se limitan al entorno educativo, sino que se han utilizado incluso para torturar detenidos e insensibilizar a futuros miembros de la delincuencia organizada.

El llamado a la acción de Hernández es claro: insta a las víctimas a romper el silencio y denunciar estos abusos. Finalmente, pone de relieve la importancia de abordar estas prácticas aberrantes para lograr una verdadera reforma en las Fuerzas Armadas, y rechaza la noción de que golpear a jóvenes indefensos es un acto honorable.

Comments are closed.