sábado, junio 15

Admite AMLO que la GN podría corromperse. LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López S.

0
321

Por eso quiere que sea el pueblo el que decida, para que no lo responsabilicen y se pueda ir tranquilo

Cuestionado en La Mañanera sobre las reformas que piensa presentar, el Presidente López Obrador resaltó dos: la que se relaciona con la elección democrática de los jueces, o con cualquier otra propuesta que garantice la reforma efectiva del Poder Judicial corrupto, y la que imponga la adscripción definitiva de la Guardia Nacional a la SEDENA:

“¿Qué es lo que quieren entonces los conservadores y sus lacayos? ¿Que la Guardia Nacional quede en manos de alguien parecido a… -cómo se llama el que está detenido- García Luna? ¿Es eso lo que quieren?

Ayer hablábamos, dónde se formó García Luna, en el Cisen con Salinas, ahí se formó cuando Fernando del Villar era eh… director del Cisen. Imagínense lo que aprendió en el sexenio de Salinas, lo que fue el Cisen.Genaro García Luna

Como no sabe mucho la gente que es Cisen, estamos hablando de la oficina de espionaje del gobierno de Salinas. De esa escuela salió García Luna. Nada, joven, sin ideales, sin principios, ambicioso de poder, pero estamos hablando de la seguridad del pueblo de México, ¿cómo no vamos a cuidar? ¿quién nos debe de proteger?

Entonces sí es importante el Poder Judicial, limpiar el Poder Judicial. Si hay otra fórmula, pues que lo expongan, pero que acepten de que se necesita una Reforma, porque es mucha la corrupción. Y eso es lo que vamos a presentar.Recorte al Poder Judicial

Ahora ¿quién lo va a decidir? la gente. Porque va a elecciones, van a haber elecciones y si se logra tener, cualquier partido, que tenga, que acepte esta propuesta y este… quiera eh… reformar la Constitución, necesita de una mayoría calificada, ¿entonces quién va a decir al final? pues el pueblo, tanto si se va a decidir a jueces, magistrados y ministros, y también si la Guardia Nacional va a quedar dependiendo de la Secretaría de la Defensa o no.

Pero suceda lo que suceda, va a ser el pueblo el que va a decidir. Y en mi caso yo me voy a quedar también tranquilo, porque no quiero que el día de mañana eh… se eche a perder la Guardia Nacional, se corrompe, pasa lo mismo que sucedió con la Policía Federal y este… me reprochen y por qué no insistió. Claro que voy a insistir que no quede ninguna duda”.Policía Federal

Con este comentario improvisado, el mandatario mexicano está prácticamente lavándose las manos, es decir, traspasando su responsabilidad al pueblo, en el caso probable de que la Guardia Nacional llegara a corromperse como la Policía Federal de Genaro García Luna, lo que revela, con indiscutible claridad, que su obsesión porque sea el pueblo el que decida en asuntos polémicos como la elección de jueces y magistrados, o la militarización definitiva de la Guardia Nacional, no es motivado por una vocación democrática de don Andrés, sino como una forma de eludir responsabilidades.

Lo que le preocupa, entonces, no es la seguridad del pueblo, la pacificación del país, sino su propia tranquilidad una vez abandonado el poder -como lo confiesa literalmente- y, lo más importante para él, su pasaje seguro a las páginas de la historia como cabeza de una “gran transformación”.

 

Comments are closed.