jueves, diciembre 1

La ONU exhorta a AMLO a revertir el proceso de militarización de la Seguridad Pública

0
171

Intenta Morena presentar a opositores a la militarización como “enemigos de los militares”

LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

Tres áreas diferentes de Naciones Unidas, las encargadas de atender desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y los derechos de reunión y asociación, lanzaron firmes pronunciamientos contra la militarización de la Guardia Nacional que trata de imponer el Presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, a través de cambios legislativos aprobados en el Congreso de la Unión, de una iniciativa de reforma constitucional, y más recientemente un ejercicio de “participación ciudadana”, en detrimento de las obligaciones internacionales de México en materia de derechos humanos.

En una comunicación dirigida al Estado Mexicano a través de la representación de México ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, pidieron al gobierno de López Obrador anular los cambios aprobados en leyes secundarias y retirar la iniciativa de reforma constitucional.

“Llamamos al gobierno de su Excelencia a tomar las medidas necesarias para revertir las reformas legislativas publicadas el 9 de septiembre de 2022; no aprobar la reforma constitucional que pretende extender la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad; fortalecer las instituciones civiles de seguridad y adoptar un plan de retiro ordenado, inmediato y verificable de las fuerzas militares en tareas de seguridad pública; todo ello a la luz de las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos del Estado mexicano”, señalaron los expertos que integran esos mecanismos.

Lamentablemente, el presidente mexicano ha dejado muy claro qué es lo que piensa de los “expertos” en general y el concepto de florero inútil que tiene de la ONU.

Por lo demás, cada vez va quedando más claro que la obstinación del mandatario en empoderar a los militares hasta el extremo de dejarles el control absoluto de la seguridad interior del país, lo lleva al extremo de mentirle a la sociedad mexicana, haciéndole creer que los críticos de la militarización, que basamos nuestra postura en las leyes, en la experiencia mexicana de los últimos 3 sexenios y en el resultado irrefutable de diversos estudios que descalifican por completo la capacidad castrense de respetar derechos humanos, “somos enemigos de los militares”.

Ya dijo claramente Mario Delgado, el líder nacional de Morena, que la campaña de su partido tiende a señalar que los opositores están en contra del Ejército y de la seguridad y paz pública del país. Y ya lo refrendó la errática señorita de las mentiras en La Mañanera, quien señaló una lista de periodistas que se oponen a “la permanencia de la Guardia Nacional en tareas de Seguridad Pública” (sic).

Azuzar al Ejército mexicano y a la Marina Armada, desde ahora, a seis meses de la consulta que no es consulta, contra los críticos de la militarización de la seguridad Pública, exhibiéndolos oficialmente como sus enemigos, constituye una vil estrategia de guerra sucia para inhibir, en el mejor de los casos, la participación de los que no estamos de acuerdo con la militarización y, en el peor, una cacería de brujas típica de los militares mexicanos, que puede derivar -como lo muestra nuestra historia- en torturas y desapariciones. ¿O piensan que nos estamos chupando el dedo?

Leave a reply