martes, julio 16

Garantizar la “neutralidad” de los medios. LA VERSIÓN NO OFICIAL. Por Jesús López Segura

0
300

Morena impulsa en su plataforma un golpe mortal a la libertad de expresión, según Pablo Hiriart

De acuerdo con el periodista Pablo Hiriart, de El Financiero, la plataforma electoral que Morena presentó ante el INE, incluye una reforma que amenaza la libertad de expresión en México. La propuesta busca “garantizar la neutralidad” de los medios de comunicación, según argumentan para contener lo que ellos llaman “la infodemia” (una suerte de epidemia de información falsa), pero lo que ha sido interpretado, en realidad, como un intento de coartar la crítica y la independencia periodística.

De obtener la mayoría en el Congreso en las próximas elecciones, Morena buscaría implementar esta medida, lo que algunos ven como un intento de silenciar a la prensa crítica y atar al periodismo a los criterios de los llamados “guardianes del interés público”.AMLO y Ciro Gómez Leyva

Desde luego que los fanáticos de don Andrés Manuel ven este planteamiento como una calumnia, mientras aparentan no percatarse de que el mandatario atiza, a diario, el odio contra ciertos periodistas que lo critican, mientras apapacha al rebaño de paleros que Jesús Ramírez le organizó (con honrosísimas excepciones) para darle cuerpo de “conferencia de prensa” a la puesta en escena de La Mañanera, donde López Obrador da lecciones muy repetitivas de historia en las que, invariablemente, se pone a sí mismo a la altura de los grandes héroes nacionales; incita a que el electorado vote por la continuidad de la “transformación”, lo que el INE no considera uso ilegal de recursos públicos ¿a cambio de su no extinción?; e insulta a todo periodista, mexicano o extranjero, que se atreva a cuestionarlo en su fantasiosa narrativa de que vivimos los mexicanos un “momento estelar”.

AMLO apapacha a periodista

Si Ramírez Cuevas no tuvo los… arrestos de disciplinar, desde el inicio de este gobierno, a los concesionarios de radio y televisión a que dejaran de usar el espacio radioeléctrico (que pertenece al pueblo de México y se concesiona temporalmente a condición de seguir, escrupulosamente, ciertas reglas perfectamente delimitadas en la ley) y ahora incita a su jefe, el Sr. Presidente, a andar lloriqueando a diario porque las estaciones de radio y TV lo critican, a pesar de la fortuna que les paga en convenios de publicidad, eso no es más que un espectáculo patético de falta de… voluntad política de quienes se las dan de “izquierdistas radicales”, pero en la práctica se rinden ante la mafia del poder, a las primeras de cambio.Periodista y AMLO con su libro

Que regulen los contenidos de los medios concesionados tanto como les dé la gana -para ello cuentan con las leyes respectivas que son muy claras-, al fin y al cabo ya se han hecho multimillonarios idiotizando al pueblo de México con noticiarios vendidos, entretenimiento racista y fatuo, así como una feroz, brutal comercialización. Pero que no toquen a la prensa independiente, que se abre paso a durísimas penas en internet o en precarios impresos, porque eso sí constituiría un imperdonable atentado contra la libertad de expresión.

“La neutralidad periodística” es un asunto de Epistemología pura, que en su vertiente constructivista, don Andrés, plantea que ni siquiera en las ciencias exactas como la Física o la Química se puede mantener una imparcialidad del Sujeto, respecto de su Objeto de estudio, es decir una “neutralidad”.

Al manipular cualquier objeto para desentrañar su naturaleza íntima, necesariamente se le altera, sobre todo en Ciencias Sociales y especialmente en el Periodismo. Lo que se puede garantizar en esta área es que se den a conocer todos los puntos de vista involucrados en un diferendo informativo, pero siempre el periodista optará por el lado de uno u otro de los grupos en conflicto de intereses. Si es de izquierda, se supone que estará en favor de las mayorías. Si es de derecha, se inclinará por los intereses de la minoría. Pero todos merecen respeto a su trabajo, si éste cumple con contemplar los diversos puntos de vista involucrados y no trata de imponer una sola visión del mundo, como hace don Andrés en su ejercicio cotidiano de comentarista y, al mismo tiempo, hacedor de noticias.AMLO

Los medios del Estado y los concesionados, deben estar invariablemente inclinados por el interés de la mayoría. Eso es lo que marca la ley que, al parecer, Jesús Ramírez y su jefe nunca se tomaron la molestia de leer. Por eso hablan ahora de “neutralidad periodística“.

Comments are closed.