martes, mayo 21

Edomex gastó miles de millones en “PPS” para concesionar hospitales a empresas privadas

0
514

Los beneficiarios: Familia Mariscal Servitje; Armando Hinojosa; Antonio Boullosa y Olegario Vázquez Aldir

En una estrategia similar a la utilizada a nivel federal, los gobiernos priistas del Estado de México recurrieron a proyectos de prestación de servicios (PPS) para concesionar obras públicas, incluyendo hospitales, carreteras y centros culturales, a empresas privadas.

Durante la última década, tres hospitales en el Estado de México fueron construidos y operados bajo esta modalidad, en la que las empresas reciben pagos del gobierno estatal durante 25 años a cambio de la provisión de servicios en las clínicas, excluyendo la atención médica.

Salud en ISSEMyM deficiente

Estos hospitales incluyen los regionales del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (Issemym) en Toluca y Tlalnepantla, así como el hospital de alta especialidad en Zumpango. El gobierno mexiquense destina alrededor de 500 millones de pesos anuales a cada uno de estos hospitales, aunque la cifra aumenta anualmente debido a la actualización de precios.

Hasta la fecha, las tres empresas concesionarias han recibido aproximadamente 13,500 millones de pesos desde 2012, y todavía quedan al menos 12 años de concesión en los que el gobierno del estado continuará haciendo pagos.

La utilización del mecanismo de PPS comenzó durante el mandato de Enrique Peña Nieto como gobernador del Estado de México (2005-2011) y se utilizó para financiar obras públicas debido a la falta de recursos y la promesa de no adquirir deuda pública. Esta medida permitió la construcción de hospitales y otras infraestructuras.Enrique Peña

El hospital regional de Tlalnepantla fue concesionado a la empresa Marhnos, propiedad de la familia Mariscal Servitje (según nota de La Jornada) que ha recibido más de 4,400 millones de pesos hasta la fecha. Su contrato se extiende hasta noviembre de 2035, lo que significa que aún quedan 12 años de pagos.

El hospital regional de Toluca, concesionado a la constructora Prodemex (de Antonio Boullosa y Olegario Vázquez Aldir), ha recibido alrededor de 3,640 millones de pesos desde 2014. Su contrato también vence en octubre de 2035, con 12 años restantes.

El hospital regional de alta especialidad de Zumpango fue adjudicado a Teya-IGSA (propiedad de Juan Armando Hinojosa, compadre de Enrique Peña y quien fuera uno de los principales beneficiarios de contratos durante la administración estatal del priista) y ha recibido 5,359 millones de pesos hasta ahora. Su contrato se extiende por 25 años, con aproximadamente 12 años y medio de pagos pendientes.

Estos contratos de PPS han generado controversia debido a los altos costos y la duración de las concesiones, lo que plantea interrogantes sobre la eficiencia y la transparencia en la gestión de proyectos de infraestructura pública en el Estado de México.

 

Comments are closed.