jueves, julio 18

Elecciones en Francia: Un país al borde de la parálisis política. Ningún partido alcanza la mayoría

0
30

La sorpresiva irrupción de una nueva coalición de izquierda detuvo el avance de la ultraderecha

Francia se prepara para un escenario de bloqueo político tras unas elecciones legislativas que no dejaron ningún partido con mayoría absoluta. La sorpresiva irrupción de una nueva coalición de izquierda detuvo el avance de la ultraderechista Agrupación Nacional hacia el poder.

Los resultados dejan a Francia en una encrucijada política en un momento crítico, con un electorado enfurecido por problemas como la inflación y la inmigración. Con tres de los 577 escaños de la Asamblea Nacional aún por definirse, los datos del Ministerio del Interior confirman que ningún partido o bloque alcanzará la mayoría.

La coalición de izquierda, Nuevo Frente Popular, logró 177 escaños, superando a los 148 del bloque centrista del presidente Emmanuel Macron, conocido como Ensemble. Agrupación Nacional, en tanto, quedó con 142 escaños, pese a haber liderado en la primera vuelta.

Violencia en París por elecciones

Violencia en París por elecciones

La participación electoral fue notablemente alta, alcanzando casi el 60 por ciento, la cifra más elevada en más de dos décadas. Este aumento en la participación subraya la creciente tensión y el deseo de cambio entre los votantes franceses.

El presidente de Agrupación Nacional, Jordan Bardella, reconoció la decepción por no alcanzar sus expectativas, pero destacó que su partido obtuvo el mayor número de escaños en su historia. Bardella criticó los “acuerdos electorales peligrosos” entre Macron y la izquierda, que, según él, privaron al país de un gobierno de extrema derecha.

Macron, que enfrenta tres años más en el cargo, ve su poder erosionado. Su despacho emitió un comunicado en el que el presidente francés aseguraba que respetaría la elección soberana del pueblo.

Las preocupaciones por la seguridad aumentaron, con 30.000 fuerzas desplegadas por todo el país. Hubo enfrentamientos en ciudades como Rennes y Nantes, donde manifestantes lanzaron fuegos artificiales y botellas contra la policía, que respondió con gases lacrimógenos. En la Plaza de la República de París, la tensión también escaló con miles de personas congregadas y enfrentamientos con la policía.

Estos resultados reflejan un país profundamente dividido, donde privan la inestabilidad y la incertidumbre política.

 

Comments are closed.